Baja visión

Baja Visión

 

La baja visión es la condición visual que padece una persona con una reducción importante de su visión, que no mejora utilizando una adecuada corrección con gafas, lentes de contacto o  tratamientos farmacológicos o cirugía, y que por ello sufre dificultad o incapacidad para realizar algunas tareas de la vida cotidiana.

Se considera que un paciente tiene baja visión cuando con su mejor corrección óptica su agudeza visual es inferior a 0,3 en su mejor ojo, o bien tiene un campo visual inferior a 20º.

Por regla general,  se produce como consecuencia de  enfermedades oculares (Degeneración Macular, Glaucoma, Retinopatía Diabética, Retinosis Pigmentaria, Miopía Magna, …), aunque también puede ser consecuencia de ciertas  lesiones neurológicas, malformaciones congénitas,

etc.

Por ello, no existe una sola forma de ver con baja visión, sino que son muchos los síntomas que de forma unitaria o mixta la producen

 

  •  Visión borrosa

 

  •  Visión parcheada

 

  •  Deslumbramiento

 

  •  Ceguera nocturna

 

  • Visión en túnel

 

  •  Pérdida de contraste

 

  •  Alteración en la visión de los colores …

 

 

Una de las ayudas ópticas más habituales en los casos de baja visión son los FILTROS SELECTIVOS, que se prescriben para reducir el deslumbramiento, la fotofobia y la inadaptación a los cambios de luminosidad. Suelen ser de tonos amarillo, rojo, anaranjado y ámbar. Además, pueden ser polarizados para ayudar a reducir los destellos de la luz solar, agudizar el campo visual y disminuir el disconfort asociado a la luz brillante del exterior.

 

 

Por otro lado, encontramos otra ayudas especiales en forma de LUPAS, GAFAS PRISMÁTICAS, TELEMICROSCOPIOS. Para su utilización, es necesario que un óptico-optometrista especializado realice la prescripción.

 

 

En EUROOPTICA contamos con el personal y los medios más avanzados para ayudar a estos pacientes.